Saltear al contenido principal
bloqueparlamentario16dejulio@gmail.com
Estas Son Las Razones Por Las Cuales La Fracción 16J Iba A Salvar El Voto Este 5 De Enero

Estas son las razones por las cuales la Fracción 16J iba a salvar el voto este 5 de enero

Estas son las razones por las cuales la Fracción 16J iba a salvar el voto este 5 de enero en la elección de la Junta Directiva de la AN, antes del golpe al parlamento perpetrado en la mañana.

Esas razones siguen vigentes y son una exigencia al presidente Juan Guaidó.

Las razones:

1. Anunciamos al país nuestra decisión de abstenernos en la votación para la directiva de la Asamblea Nacional. No podemos avalar la cohabitación, ni la continuidad de una política que no privilegia a la liberación del país.

2. El régimen encabezado por Nicolás Maduro es una Corporación Criminal como lo hemos denunciado de forma sistemática. No tiene ningún apoyo popular ni tiene respaldo internacional, como no sea de los gobiernos forajidos del mundo y de los movimientos del narcotráfico y del terrorismo internacional.

3. La única base de apoyo del régimen es la represión. El general Padrino López y el Alto Mando que lo acompaña han destruido la Fuerza Armada y la han convertido en el más feroz instrumento de coerción, abuso y dominación, a través de los oficiales que controlan la DGCIM, el Sebin, la Milicia, los cuerpos paramilitares y colectivos. Ya es común la escena sádica de detener a familiares, adultos y niños, cuando se persigue a un dirigente político, activista social u oficial militar. Para salir de este régimen fue que votamos por Juan Guaidó el 5 de enero de 2019 e impulsamos su juramentación el 23 de enero de ese mismo año.

4. Votamos por Juan Guaidó el 5 de enero de 2019 de manera condicionada, no fue un cheque en blanco. Expusimos con claridad nuestras condiciones; siendo la fundamental que asumiera el compromiso irreductible de convertirse en ariete en contra de la Corporación Criminal. En ese momento se comprometió.
En esa ocasión negamos el respaldo al resto de la Junta Directiva. Lo hicimos para señalar nuestro desacuerdo con los partidos que dirigieron una gestión parlamentaria errática y traicionaron al país al violar el compromiso del 16 de Julio, habiendo reconocido de facto a la espuria asamblea constituyente, conviviendo con el régimen usurpador y participando en las espurias elecciones de gobernadores y alcaldes.

5. Luego, fuimos de los primeros partidarios en la juramentación de Juan Guaidó, cuando dirigentes de AD, VP, PJ y UNT se negaban a hacerlo o vacilaban en su decisión. Nosotros no titubeamos.

6. Apoyamos el compromiso de Juan Guaidó que plateó como primer e irrenunciable punto el cese de la usurpación y la constitución de un gobierno de transición por él encabezado que condujera a unas elecciones presidenciales o generales libres y limpias.

7. A lo largo de 2019 esas promesas fueron incumplidas de manera total. Desde el manejo equivocado y sectario de la supuesta entrada de la ayuda humanitaria, como decisiones ocultas y una alianza inaceptable, sospechosa y antiética con personeros del régimen el 30 de abril. Este proceso sectario y equivocado llegó a un nuevo nivel con las conversaciones de Noruega y luego de Barbados, a los cuales no sólo no se informó a nuestros más firmes aliados de Colombia y Brasil, sino que se abrió un boquete en el sólido apoyo internacional que hasta esa fecha se había conseguido y por el cual hemos trabajado como le consta al propio Presidente Guaidó.

8. Un elemento esencial del abandono de las políticas por parte de Juan Guaidó es el desconocimiento del Estatuto de la Transición que él y la AN aprobaron, como mandato obligatorio. Mientras tanto, nosotros hemos insistido en las rutas del TIAR, el 187.11 Constitucional.
Hemos exigido rendición de cuentas, solicitado que se designe un contralor especial, pedido que se respete y acate la legitimidad del TSJ en el exilio. Como el resto de los venezolanos repudiamos una forma de administrar los recursos y las decisiones que se alejan de la transparencia, la equidad y el respeto a la institución parlamentaria.

9. Hemos planteado la necesidad de construir una fuerza poderosa, mediante una coalición nacional e internacional, encabezada por el Presidente Encargado, pero sus gestiones se han desviado hacia diálogos inútiles o posiciones ambiguas sobre unas elecciones que sólo son admisibles después del cese de la usurpación.

10. En el curso de 2019, pese a nuestras reiteradas propuestas al Presidente Encargado para coordinar estrategias y entendernos en puntos mínimos, solo recibimos negativas, excusas o simulaciones.

11.Por las razones mencionadas nuestra abstención expresa un repudio al régimen y también una severa crítica al sectarismo y ausencia de coherencia de quien recibió nuestro entusiasta respaldo el año pasado, pero lo desestimó.

Es todo.

Por la Fracción 16 de Julio.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba