Saltear al contenido principal
bloqueparlamentario16dejulio@gmail.com
Fracción 16 De Julio Sobre La Conformación De Gobierno De Emergencia Nacional

Fracción 16 de Julio sobre la conformación de Gobierno de Emergencia Nacional

Ante la propuesta de acuerdo para la conformación de un Gobierno de Emergencia Nacional, la Fracción Parlamentaria 16 de Julio quiere hacer las siguientes observaciones:

Con gran interés hemos analizado el mensaje del Presidente (E) Juan Guaidó del fin de semana pasado en el que plantea tres importantes iniciativas como los son: a) La implementación del “Plan José María Vargas de Emergencia Nacional”, para enfrentar la crisis humanitaria que seguramente va a provocar la pandemia; b) La tramitación de la obtención de un crédito de 1.200 millones de dólares ante organismos financieros internacionales, con el objeto de “evitar que haya más muertes en el país”; y c) La conformación de “un Gobierno de Emergencia Nacional que pueda implementar el Plan José María Vargas y salvar a Venezuela”; entre otras proposiciones, necesarias para atacar la grave crisis que enfrenta la población venezolana.

Al respecto, para decidir razonadamente sobre el respaldo que en nombre de nuestros electores, podríamos otorgarle al conjunto de iniciativas por usted propuestas, nos resulta imperioso solicitarle, se sirva brindarnos las siguientes aclaratorias:

1. Usted manifestó en la alocución pública que acompañó a su iniciativa, que el Gobierno de Emergencia Nacional propuesto, “por razones obvias, no puede ser encabezado por alguien acusado de narcotráfico, pero tampoco puede ser un Gobierno conformado únicamente por las fuerzas que representamos”. Luego, en línea con lo anterior, afirmó que “un Gobierno de emergencia nacional no puede estar conformado sólo por quienes piensan como nosotros. Y tampoco puede estar conformado sólo por nosotros y quienes hoy sostienen a la dictadura: debe ser amplio e incluir a todos los sectores políticos y sociales necesarios para afrontar esta grave emergencia que se nos viene”. Esta parte de su alocución, genera dudas legítimas y provocan cinco (5) interrogantes, cuyas respuestas surgen imprescindibles para proceder a estimarlas con propiedad: primero, ¿cuáles son las fuerzas políticas y sociales que van a ser convocadas por usted a conformar ese Gobierno de Emergencia?, o en concreto, ¿los integrantes del PSUV y del bloque del socialismo del siglo XXI, que fueron inconstitucionalmente reintegrados al parlamento nacional, luego de haberlo abandonado por espacio de más de dos (2) años continuos, tendrán participación en ese Gobierno?; segundo, la invitación a la conformación de ese Gobierno de Emergencia Nacional, ¿también se extenderá a algún miembro o integrante, que actualmente forme parte, directa o indirectamente, del régimen usurpador, en los términos en que éste ha sido definido en el Estatuto para la Transición dictado por esta Asamblea Nacional?; tercero, ¿cuál será la duración y objeto de ese “Gobierno de Emergencia Nacional”?, y subsecuentemente, su existencia ¿implicará la suspensión de las tareas encaminadas al cese de la usurpación y de la Presidencia interina que usted actualmente ostenta?; cuarto, ¿cuál será la actividad a desempeñar por el parlamento nacional mientras dure el ejercicio del Gobierno de Emergencia Nacional?; y, quinto, ¿cuál es la base jurídico-constitucional para legitimar dicho gobierno?

2. Usted dice, con razón, que la condición “sine qua non” para que pueda instaurarse el Gobierno de Emergencia Nacional es que “los que rodean a Maduro entiendan que es absolutamente imposible que bajo su usurpación exista algún tipo de solución para el país o nuestras familias”. Sin embargo, apreciamos que en su discurso no precisa, explícitamente, cómo va a lidiar y combatir con una organización narcoterrorista, criminal y corrupta que a través de un sistema de relaciones complejas, usurpa el poder político del país, extendiéndose en todos los espacios de nuestro territorio nacional; lo cual, por cierto, es la causa directa de que hoy seamos la sociedad que hará frente a la pandemia virulenta, en las más deficitarias, frágiles e inermes condiciones sanitarias de todo el continente americano.

3. Sabemos de sus buenas intenciones por concretar una solución urgente a la grave situación humanitaria que desde hace años arrastra nuestra población, por causa de un sistema de salud materialmente abandonado por el régimen y compartimos su preocupación por lo que significa enfrentar los efectos del Coronavirus en esas terribles condiciones; sin embargo, no podemos avalar la propuesta que usted hace al país para solucionar ese problema, como lo es la Emergencia Nacional que incluya a todos los sectores políticos del país”, sin que antes, no se haya debatido transparentemente, las condiciones de lo que, para nosotros a primera vista, representa un peligroso pacto político de connivencia con el régimen o parte de él, quien precisamente, es el causante, criminal y corruptamente, de las graves circunstancias sanitarias de emergencia que hoy enfrentamos. Los términos de su loable proposición, deben con urgencia ser objeto público de las debidas aclaratorias y precisiones previas a su aprobación, sin dejar espacio a ninguna duda -ni en nosotros ni en la ciudadanía- de que eventualmente pudiéramos estar creando, sin saberlo y aún con nobles motivaciones, las condiciones políticas para que el régimen criminal que azota a nuestro país, se mantenga en el poder.

4. Adicionalmente, debemos decir que, no tenemos conocimiento alguno de la intención, propósito y contenido de “una nueva ley de garantías, estabilización democrática y reconciliación nacional”, ni tenemos claros los límites que han sido pactados para hacerla viable. Ello en consecuencia, amerita urgentemente aclaratoria para proceder a su aprobación.

Los venezolanos vivimos una crisis atroz que es producto de un régimen usurpador, con quién no se puede pactar para sacar al país de la crisis que ellos mismos causaron. Por ello, requerimos de nuestro Parlamento Nacional que se ponga a tono con el espíritu que lo animó a actuar, cuando democrática y contundentemente le hizo al frente a la usurpación presidencial en que incurrió Nicolás Maduro, asumiendo el Presidente del Parlamento, la Presidencia temporal de la República, de conformidad con el artículo 233 constitucional. Invocamos ese mismo espíritu, para que, aclarados los términos arriba expuestos, se llame a la conformación de un Gobierno de Emergencia Nacional el cual, atienda la emergencia sanitaria existente; excluya absolutamente la participación de funcionarios y personas vinculadas al régimen terrorista y narcotraficante que nos somete; así como a funcionarios, miembros del régimen o personas del sector privado que se relacionan con actividades ligadas a hechos de corrupción; y, que el mismo se haga en coordinación con nuestro aliados internacionales, para garantizar que se inicie la liberación definitiva de la tiranía hoy existente.

Adicionalmente, requerimos un Gobierno de Emergencia Nacional que esté compuesto por la mayor cantidad posible de cuadros profesionales, técnicos, empresariales, laborales, educativos y de diversa índole, absolutamente representativos de la sociedad civil venezolana actual, que asuman con probidad y eficacia la reconstrucción institucional del país, que permita enfrentar, primero, la crisis sanitaria y luego la política, que nos conduzca a la transición definitiva hacia la Democracia.

Esperamos por su pronta respuesta para proceder, de acuerdo a nuestras competencias legislativas, a estimar el contenido de nuestro voto a su proposición.

Firma: Fracción Parlamentaria 16 de Julio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba